Marks of Criminals

por | | 0 comentarios

Imágenes de Prisión II

por | | 0 comentarios
Y ya que hablamos de las imágenes de prisión es casi ineludible colocar aquí este famoso vídeo que da cuenta de la novedosa tecnología de control y disciplinamiento que han inventado en Filipinas. Ya sabíamos de las torturas, el aislamiento, la falta de atención medica, etc; pero hacer que los internos coreografíen Trhiller no sera un poco mucho?

video

Imágenes de Prisión

por | | 3 comentarios
Es uno de los documentales del cineasta alemán Harum Farocki sobre la prisión. Ya se sabe, digo, aquello de "una imagen vale mas...". Farocki es casi desconocido en la argentina pero bien vale la pena rastrear sus impecables producciones, entre ellas "Videograma de una revolución", "La solicitud de empleo" o "Trabajadores saliendo de la fabrica".
Una cita del amigo Harum: "Hay un determinado cine, del cual el videoclip es su máxima expresión, para el que lo único que cuenta es la variedad de la imagen, y esta ausencia de materialidad y de historia podría conducir a la autodestrucción del cine"


Una cita de la gente del Cine Club Santa Fe: "El cine de Harun Farocki constituye una propuesta estética personalísima, un jugoso aporte del cine a la crítica social. Farocki tematiza el funcionamiento de instituciones claves de la sociedad contemporánea: la cárcel, el empleo, los “mundos de compras”, como así también las instancias en las que ellas se quiebran. Su ojo hace foco en los dispositivos tecnológicos que las producen y reproducen y, en ocasiones, en las formas tecnológicas de resistencia. Pero, tal vez, la potencia de la filmografía de Harum Farocki, resida en la insistencia de una mirada que se vuelve reflexiva, no sólo de las imágenes que construye y usa el poder - en las que se espeja produciendo saberes y sujetos- sino también de sí misma. Farocki nos convoca a pensar las imágenes, una veces imponiendo la distancia que ofrece la palabra; otras, invocando en diálogo a aquellos que supieron hacer ver la irrupción de lo humano; y otras, exhibiendo la obscenidad y la eficacia de las tecnologías de control en la producción de subjetividades alienadas."

Música para pastillas

por | | 0 comentarios



Joven argentina, abandone ese perejil y deje tranquila la aguja de tejer de la abuela, la onda es el Oxaprost.
Hay algunas diferencias de costo por cierto, el Oxaprost (misoprostol + diclofenac) se abona algo así como 170 pesitos, pero si tiene un medico amigo con un recetario solidario a mano lo consigue por apenas 125.

Despues de todo no es tan caro, apenas va a usar 4 pastillitas, el resto las revende por mercado libre, recupera el costo y quizas hasta obtenga algun margen de ganacia eh? Por ejemplo este muchacho que publicita en mercado libre: "VENDO (OXAPROST), PÍLDORAS ABORTIVAS, 4 COMPRIMIDOS SOLO $100 (solamente en Argentina), ABSOLUTA RESERVA Y SERIEDAD". 100 pesitos las 4 pastillas, negocio redondete, 25 pesos por pastillita las vende el señor.

Si no quiere lucrar con el embrión ajeno en todo caso le pasa las sobras a algun pariente con artritis rematoidea, el se lo va a agradecer, o lo guarda para la proxima. Las opciones sobran.

Gran invento el Oxaprost, desjudicializa los conflictos uterinos del primer trimestre, basta de pedirle permiso a las cortes supremas como si fueran nuestros papas, sin amparos ni abogados ni debates para la hora del té, 4 pastillitas por via vaginal y ya fue.

Claro que si ud. pertenece al lumpenproletariado siga con el perejil, o con la curandera de la vuelta; el oxaprost, y este blog, son solo aptos para sectores sociales con aceptable capacidad adquisitiva.

Bacterias Piqueteras

por | | 0 comentarios
Si se calla el cantor calla la vida, decía uno de nuestros intelectuales de elite, el primer Guarany. Claro que como todos saben Guarany en sus ultimos años se recluyó en un Spá de Carlos Tejedor, revisó su obra, adhirió al Giro Linguístico, a la Teoría de Sistemas, a la Acción Comunicativa y al Budismo Tibetano, según el programa de Gere, y formuló una nueva concepción del mundo de corte funcionalnacionalistaestructuralortodoncista. Es así que el segundo Guarany comprendió que resistirse es futil, que resulta contingente si se canta o se calla porque todo lo que ha de cantarse ya ha sido cantado o lo será proximamente por Eliana Calabró. No importa quien canta no importa quien canta decía Foucalt pero no tenía razón, en este caso importa si la que canta es Eliana Calabró. Eliana Calabró entendés?

Todo lo sólido se desvanece en el aire así que nosotros por las dudas vigilaremos desde nuestro blog que no se calle Maturana que si se calla Maturana las bacterias van a poner el grito en el cielo y no hay nada mas molesto que una bacteria gritando "!au-to-po-ie-sis SÍS! colonia no!" y si no me creen acerquen el oido a un pedacito de vitel tonne en mal estado y despues me cuentan.

Mueran las Bacterias Piqueteras

Policial, Negro!

por | | 0 comentarios
Nuestro amigo Marcelo Mancuso nos honra eligiendo este blog para publicar su nueva obra, un folletín policial cuyo protagonista es una especie de marlowe 3er mundista, boliviano y anticastrista. No aseguramos ninguna regularidad en las entregas ya que quienes conocen al Sr. Mancuso saben de su poco apego al trabajo y de su bohemia discontinuidad.
______________________________________________________________________


UNO: Cienfuegos

Una mierda.

Una mierda de día, igual que todos los días. La oficina era un asco como siempre y no había llamado ni un miserable telemarker ofreciéndome banda ancha o alguna forrada como esa. Salí a la calle a las 7 y enseguida tuve que comenzar a esquivar la basura de los otros. Compre el diario de la tarde para ver si había algo nuevo sobre el puto comunista de Castro y me metí al Zodíaco, el bar más sucio de Buenos Aires. La ginebra no era mala pero era cara, para mí casi todo es caro, pero no me importó. En la mesa de al lado unos pendejos hablaban sobre el culo de Carla Conte, pendejos, no entienden una mierda, Silvia Perez, esa si que tenia buen orto, o la pendeja esa, la Browsky, Ana Browsky se llamaba la pendeja? Esa si tenía buen culo y cogía bien, como si disfrutara de verdad, cuando emboque aquel asunto de Ferrero, me di el gusto con la pendeja esa, fueron las 5 gambas verdes mejor gastadas de mi vida, ningún boliviano se cogió nunca una mina como esa. Los pendejos de al lado hablaban cada vez mas alto y los mire de una forma que pagaron y se empezaron a ir. Cagones. Llame a uno con un chistido y le di mi tarjeta: "ARSENIO CIENFUEGOS: Detective y Seguridad Privada"

-Un detective? para que carajo quiero un detective? .

-Pendejo, si el dueño del lugar de mierda donde seguro trabajas te rompe las bolas llámame, cobro barato. Lo de detective es un eufemismo pendejo, o té pensas que soy Sam Spade? Sabes lo que es un eufemismo pendejo?

Claro que no lo sabía. Por otra parte yo en cierta medida era un detective, aunque desde el ultimo asunto como la gente habían pasado mas de 3 semanas, aquel pelotudo que engañaba a la mujer con un traba de Floresta, traba de mierda, tenia la mano pesada ese hijo de puta, me dijo "bolita patasucia" y lo tuve que amasijar, debe seguir en el hospital y a mi aún me duelen las costillas de los patadas que tiraba, con esos zapatos puntiagudos y de taco alto, parecía el 2 de Quilmes tirando patadas ese traba. De todas maneras la esposa quedó contenta y pagó moneda sobre moneda, cosa rara en el negocio.

Cuando me cansé de aquel bar me fui a lo de Ruano a ver si conseguía unos pesos. El hombre me debía un trabajo hacía mas de dos años, a cualquier otro le hubiera perdido la paciencia y reventado las tripas pero Ruano me caía bien y a veces me sentía generoso. Sabía que el viaje no valdría la pena y no la valió. Ruano ni siquiera estaba y Julieta no sabía dónde encontrarlo. Me caía bien Julieta, en realidad la que me caía bien era la piba y no Ruano, o Ruano me caía bien por Julieta, no entendía como un tipo como Ruano podía tener una hija así. Julieta estaba buena, pero para variar no me calentaba. No es que apenas tuviera 17 años, eso nunca fue un obstáculo, quizas era que tenía algo que la sacaba de la mugre aún estando metida en mugre hasta las cejas y eso no se ve todos los días. Pero Ruano no estaba y me tuve que volver al centro sin un puto centavo en el bolsillo.

En el viaje conocí a Cherokee.

(continuará)

El Chelo Mancuso



Bourdieu y los Juristas

por | | 0 comentarios
Los juristas, guardianes de la hipocresía colectiva (*)
por Pierre Bourdieu
(fragmento)

Una de las calamidades de la ciencia social la constituyen todas esas manifestaciones del pensamiento dualista que se traducen en pares de conceptos antagonistas: interno/externo, puro/impuro, normativo/positivo, axiológico/sociológico, comprensivo/explicativo, Kelsen y Marx, y toda suerte de oposiciones de la misma especie. Por declarar en seguida mis intenciones, diré que mi trabajo, sin que haya proyectado hacerlo, tiene como consecuencia, a mi modo de ver, superar esas oposiciones. Si tomo la oposición entre Kelsen y Marx, que casi recubre la oposición entre lo interno y lo externo, es importante saber que se la vuelve a encontrar por todas partes, bajo formas y con bases sociales semejantes, en el ámbito de la sociología del arte, en el ámbito de la sociología de la ciencia, en el ámbito de la sociología de la filosofía, en el ámbito de la sociología de la literatura, etcétera. Lo cual permite trasladar efectivamente de un espacio a otro las adquisiciones. Creo que hay que rechazar también la alternativa del derecho como
ideología o como ciencia. Decir que el derecho es una ideología es perder de vista la lógica y el efecto específicos del derecho. Aclarado esto, decirlo también es operar una ruptura con la representación ingenua, que pretende que el derecho es universal, como ciencia o como norma. Se puede afirmar, como hace Kelsen, que el derecho es un sistema normativo sin quedar obligado a darle un fundamento transhistórico o trans-social. Dicho de otro modo: la oposición que siempre se establece entre relativismo (o historicismo) y absolutismo, o incluso entre verdad e historia, es ficticia. Se puede rechazar el fundamento de tipo kelseniano, esa especie de proeza de la absolutización, sin quedarse en el vacío relativista. La pretensión de universalidad de los juristas está fundamentada, pero de un modo distinto a como la conciben ellos; no está fundamentada en una norma fundamental. Hay que abandonar la cuestión del fundamento y aceptar que el derecho, al igual que la ciencia o el arte (los problemas son los mismos en materia de derecho y de historia), puede estar fundamentado unicamente en la historia, en la sociedad, sin que por ello queden aniquiladas sus pretensiones de universalidad"...
Este texto es la transcripción de una exposición oral del autor, quien autorizó su publicación, tal como se había producido salvo unas pocas correcciones, en el libro de F. Chazel y J. Commaille (eds.) Normes juridiques et régulation sociale (L.G.D.J., Paris, 1991). La traducción castellana, que evita rectificar el tono coloquial de las palabras de Bourdieu, ha sido realizada por J.-R. Capella.

Boston Legal

por | | 4 comentarios
Boston Legal es una serie "de abogados". Sin embargo lejos está de un Perry Mason o del Petrocelli de la eterna casa en construcción. Aqui se trata de un buffete legal que no tiene como horizonte de sentido el trabajo "pro bono" o la defensa altruista de causas sociales. Por el contrario los actores/litigantes solo reconocen como norte los papelitos verdes con la cara del Tio Sam .
Derivación de "Los Practicantes" tambien de D. Kelly, Boston Legal no es como su "madre" una serie políticamente correcta. Toda artimañas que sirva para la consecución del éxito personal, lograr ser socio de la firma, ganar un caso, robar un cliente; esta permitida. Y esto es uno de sus mayores aciertos. Mostrar la operatividad de funcionamiento en los grandes estudios legales de los United States of America.
El otro es la clave de comedia cínica sobre la que esta montada el envío. Un sofisticado humor que no cede ni en las situaciones mas patéticas, ni en las mas dramáticas. Humor inteligente, acido, crítico; tan lejos de nuestros tinellis y gran hermanos. Humor cinico que descansa en las espaldas de un James Spader impecable y sobre todo en Danny Crane, papel por el que deberia quedar en la historia Whilliam Shatner, mucho mas que por su recordado James Tiberius Kirk de Star Trek.
Como bonus, los alegatos de Spader, cuya especialidad es "tornar natural hasta el mas profundo tabú". Como ejemplo, su diatriba contra una "libertad de culto" que permite a los fanáticos de cualquier religión castigar las orejas de sus vecinos con cientología, vacas sagradas, hombres que caminan sobre el agua o barbudos que separan los mares podría disparar mas de un serio debate en ambitos universitarios.

Martes a las 22 por Fox.



Borges traduce a Kafka

por | | 0 comentarios

Borges Traductor

Borges y Kafka "Ante la ley" *

Borges fue siempre un asiduo lector de Kafka.

En el artículo periodístico “Un sueño eterno”, publicado el 3 de julio de 1983 en El país de Madrid, en ocasión del centenario del nacimiento de Kafka, Borges reconoce la influencia que el escritor checo tiene en su obra:

“Yo he escrito también algunos cuentos en los cuales traté ambiciosa e inútilmente de ser Kafka. Hay uno titulado “La Biblioteca de Babel” y algún otro, que fueron ejercicios en donde traté de ser Kafka”.

Escribió los cuentos kafkianos “La Biblioteca de Babel” y “La lotería de Babilonia”, admiró en sus ficciones la invención de situaciones intolerables y ensayó alusiones, poemas, artículos y conferencias en honor del checo. Pero Borges recién fue Kafka cuando lo tradujo.

“Ante la ley” (“Vor dem Gesetz”)

La primera traducción que Borges hizo de “Ante la Ley” apareció publicada en la revista El Hogar, el 27 de mayo de 1938. “En estas páginas he hablado muchas veces de Kafka. He aquí, traducido del alemán, uno de sus cuentos fantásticos”, nos dice.

Y era bien cierto que Kafka era una visita frecuente en sus páginas: El 6 de agosto de 1937 Borges había realizado una “Reseña Biográfica” de El Proceso en la que identificaba a un precursor de las ficciones de Kafka: Zenón de Elea, inventor de la carrera interminable de Aquiles y la tortuga. Sólo algunos meses después, el 29 de octubre, en una “Biografía Sintética”, había afirmado: “no me parece casual que en El proceso y El castillo falten los capítulos intermedios: también en la paradoja de Zenón faltan los puntos infinitos que deben recorrer Aquiles y la tortuga”.

Casi treinta años después de la traducción original de “Ante la Ley” en la revista El Hogar, en septiembre de 1965, incluye la fábula en la Antología de literatura fantástica, preparada en colaboración con Bioy Casares y Silvina Ocampo. A pesar de que el volumen evita cualquier mención de fuentes y traductores, resulta indudable que esta nueva versión también es de su autoría. La certeza no parte de la perfecta identidad entre los dos textos, sino de algunos elementos comunes, que sólo pueden ser responsabilidad de una misma persona.

Un guardián prohíbe a un hombre la entrada a la Ley. Como la puerta de la Ley sigue abierta y el guardián está a un lado, el hombre se agacha para espiar. El guardián ríe y dice:

«Wenn es dich so lockt, versuche es doch, trotz meines Verbotes hineinzugehn. Merke aber: Ich bin mächtig. Und ich bin nur der unterste Türhüter. Von Saal zu Saal stehn aber Türhüter, einer mächtiger als der andere. Schon den Anblick des dritten kann nicht einmal ich mehr ertragen.»

Arriesguemos una traducción literal de su advertencia:

“Si tanto te tienta, prueba entrar a pesar de mi prohibición. Pero ten esto en cuenta: yo soy fuerte. Y soy el de menor rango entre los guardianes. En cada sala hay un guardián, cada uno más fuerte que el anterior. Ya el tercero tiene un aspecto que ni yo puedo soportar.”

Borges prefiere pasar por alto el desafío del guardián y no referirse a la Ley en términos de “tentaciones”. En sus dos versiones traduce:

“Fíjate bien: soy muy fuerte. Y soy el más subalterno de los guardianes. Adentro no hay una sala que no esté custodiada por su guardián, cada uno más fuerte que el anterior. Ya el tercero tiene un aspecto que yo mismo no puedo soportar.”

Borges omite la primera oración por completo: “Si tanto te tienta, prueba entrar a pesar de mi prohibición”. De esta manera, sólo deja al campesino la opción de rogar y sobornar a aquel guardián, como si no hubiese otros después. El campesino de Borges no tiene alternativa, mientras que el de Kafka parece tenerla y no aprovecharla.

Borges esconde la única llave de acceso a la Ley.

Por otra parte, una de las imágenes que Borges evita con su eliminación tiene reminiscencias particularmente sugestivas para la tradición judía, en la que Kafka está inmerso: la tentación. El guardián invita al campesino a sucumbir a la “tentación” de entrar, si le resulta imposible resistirse. El árbol de la ciencia y la tentación de Adán y Eva, la primera tentación a un quebrantamiento de la ley.

Hay otros cambios introducidos por Borges que no suponen un alejamiento del texto original en cuanto al sentido, pero que contribuyen a darle a sus traducciones un tono personal, que las hace únicas e irrepetibles:

“[...]pero al fijarse en el guardián con su capa de piel, su gran nariz aguda y su larga y deshilachada barba de tártaro, resuelve que más vale esperar”.

Aquella larga y deshilachada barba de tártaro, tan vistosa y cargada de sugerencias, es acaso la imagen que Borges mismo tiene de su propio guardián. El de Kafka apenas luce una larga, fina y negra barba de tártaro. «Denn langen, dünnen, schwarzen tatarischen Bart», nos dice.

Después de largos años de espera, el campesino olvida la infinita serie de guardianes y considera al primero de ellos, frente a él, su único obstáculo para ingresar a la Ley.

«Er verflucht den unglücklichen Zufall, in den ersten Jahren rücksichtslos und laut, später, als er alt wird, brummt er nur noch vor sich hin (...)»

Literalmente, “en los primeros años maldice a gritos su mala suerte; más tarde, cuando envejece, sólo murmura para sí”.

Pero otra vez Borges prefiere, siempre fiel al espíritu del texto, tomarse libertades en su versión. En este tramo se perciben nítidas las palabras propias del traductor sobre las originales.

“En los primeros años maldice a gritos su destino perverso; con la vejez, la maldición decae en rezongo”.

La “mala suerte” del campesino se ha transformado en algo mucho más terrible: un “destino perverso”. Las palabras alemanas para “destino” son Los, Schicksal y Geschick. Kafka, sin embargo, eligió escribir Zufall, que significa casualidad, azar. En este contexto, Zufall también podría significar “suerte”, pero —más allá del camino por el que puedan conducirnos las interpretaciones— no puede ser traducido como destino ineludible. ¿Por qué habrá elegido Kafka la palabra Zufall? No es aventurado imaginar a Borges haciéndose la misma pregunta mientras reescribía el texto.

Borges Poeta es quien escribe “con la vejez, la maldición decae en rezongo”.

En su segunda traducción, Borges invierte el orden natural de las palabras y cambia “destino perverso” por “perverso destino”. Por otra parte, el “rezongo” del hombre se vuelve “quejumbre”, lo que estéticamente no parece una elección feliz.

Además de estas dos, existen otras cinco diferencias entre las propias traducciones de Borges.

Treinta años después de la primera, corrige la expresión “el hombre de campaña” por “el hombre de campo”. El cambio resulta acertado, puesto que, si bien en América el término es utilizado con el mismo significado que “campo”, sus principales acepciones remiten a artillería, o al conjunto de actos que se aplican a conseguir un fin determinado. La palabra “campo”, en cambio, no deja lugar a dudas.

En un primer momento traduce la frase jedem und immer como “en todo momento a todos los hombres”. Jedem significa “a cualquiera”, immer significa “siempre”. Más tarde, sin embargo, parece considerar que la referencia al tiempo no tiene importancia, o ya está implícita, y traduce, simplemente: “La Ley debe ser accesible a todos los hombres”.

Las diferencias restantes son menores.

Reemplaza la palabra “poderoso” por “importante” (“[El guardián] lo interroga acerca de su hogar y de otros asuntos, pero de una manera impersonal, como de señor poderoso / como de señor importante”).

En la primera versión, “el hombre no le quita los ojos de encima”; en la segunda, “el hombre no deja de mirarlo”.

Por último, hacia el final del texto, Borges se corrige en el uso de una conjugación verbal: “¿Será posible que en los años que espero nadie ha querido entrar sino yo?” se transforma en “¿Será posible que en los años que espero nadie haya querido entrar...?”.

Borges traduciría más textos de Kafka, lo atestiguan los volúmenes de cuentos titulados La Metamorfosis, publicado en 1938 por editorial Losada, y El buitre, de la colección La biblioteca de Babel, publicado originalmente en 1979 por Librería La Ciudad / F. M. Ricci. Pero esa ya es otra historia. Acaso corresponda contarla en otra oportunidad.

© Miguel Sardegna y Mariana Alonso

* Fragmento de un capítulo del libro inédito Borges Traductor, Miguel Sardegna, Mariana Alonso, 2006.


Fuente original: http://www.revistaaxolotl.com.ar/borgestrad09.htm